sábado, 29 de febrero de 2020

incontrolable mente


La ansiedad, la ansiedad crece
ésta desencadena la angustia

y entro en una espiral mental
que parece no tener retorno

mi mente se inunda
de pensamientos negativos,

sumergida en ésa espiral
de pensamientos, sentimientos,
emociones negativas,

tal vez desencadenadas
por no saber hacer frente
a un dolor interior intenso,

caigo al pozo
de la desesperanza,

y mi vida teñida de ésa desesperanza
busca salida
en no desear vivir,

aunque todo éso, ése instante
si logro relajarme
( a veces con medicación) ,

si lo supero,
a costa de estar sedada,

consigo distanciarme
de aquello que tanto dolor me causa,

a costa de estar sedada,
a costa de dejar de percibir
lo que tal vez debiera percibir,

a costa
de medio adormecida
intentar pensar
que todo es relativo,

tal vez a costa
por culpa de la medicación
de dejar de ser yo misma,

estoy perdida,
y quisiera dejar tantas pastillas
que ahora necesito.


Me encuentro cansada de luchar,
no me gusta vivir así.


Pareciera que la alegría
ha huído de mi vida,

y ya no volverá,
esto me pone más triste aún,

mi estado artificial
positivo
por efecto de la medicación
me amuerma, no estoy alerta,

me adormece,
no quiero seguir viviendo así.


Pero no encuentro la ayuda
o es ineficad
por ahora con los especialistas que di,

quisiera dejarlo todo,
no se si podré,

mi estado basal deteriorado,
hace que mi esencia alegre
se aleje cada vez más de mi,

una ansiedad incontrolable,
mis espirales de pensamientos negativos

donde caigo en la desesperanza, hacen
de mi tal vez un ser intratable
por la ciencia.


Estoy triste,
sigo triste,
busco un rayito de esperanza en mi vida
que parece que huyó.

y en mi tristeza voy deshaciéndome,
desapareciendo

y dejando atrás la,alegría de vivir
que he tenido tantas veces.





marzo


Marzo se acerca, preludio
de una primavera hermosa ,

esto contrasta con mi
corazón marchito

caído a un pozo
cada vez más profundo

desde donde tengo miedo
de no poder salir jamás,

me hundo,
no quiero vivir,

la muerte me toca
con los dedos de sus manos,
me queda poco tiempo,

siquiera tengo
o quedan energías
para despedirme de mis seres queridos,

una tristeza muy profunda
se hace dueña de mi alma

una tristeza
que creo me puede arrastrar hasta
la muerte,

de hecho la muerte
es lo único
que a estas alturas
conserva la belleza ante mis ojos,

la vida me ha hecho daño,
la vida me causa
un dolor ya imposible de soportar,

y me vuelve
el deseo intenso de morir,

no merece la pena vivir así,
en un mundo
que mi entendimiento no comprende,

en un mundo que
ya forma parte del pasado,

un mundo
que me hirió
y destruyó la poca
vida que le quedaba a mi corazón.


Me encuentro literalmente
destrozada anímicamente
y no tengo energías para,seguir.

Pido a Dios si existe
una muerte dulce

ya que mi vida
sólo se tiñó de tristeza,

pido una muerte dulce
y acabar con mi dolor interior.









jueves, 20 de febrero de 2020

dolor


Circunstancias desencadenan
mi dolor interior,

a veces , está dormido
y con un salto
resucita

todas mis angustias.


Quisiera amortiguar
el golpe de
todo ése dolor interior

sobre mi alma marchita,

y lo único
que hago es escribir,

como si éso me
fuera a servir de algo,

cerrar todas mis heridas,

sanarme.

lunes, 27 de enero de 2020

bache


Estoy peor
otra vez,

tal vez deba de cerrar mis blogs.

Mejoro, pero a cada recaída
me hundo más,
y acaricio la idea del suicidio,

creí que no me pasaría más,
pero he vuelto a caer,

Ya no tiene sentido
seguir escribiendo,

salvo por desahogo
personal hasta que todo acabe
y deje de existir,

el único testigo
de mi vida es el dolor que siento

que espero pronto
acabe,

la psiquiatría
ha tenido un gran fracaso conmigo,
también las terapias,

y las pastillas me mejoraron
y también empeoraron,
puede que no estuvieran bien dirigidas,

muchos efectos secundarios
vividos en soledad,

soy un producto equivocado
del sistema,

y me siento agotada.


martes, 21 de enero de 2020

huracán emocional


He vivido aplastada
por un huracán emocional,

ahora que parece haber pasado
quisiera recuperar mi tranquilidad.

domingo, 12 de enero de 2020

enero 2


Ojalá estos fríos
de enero no me
congelen el alma
y el corazón,

y guarde trocitos
de ilusión
con los que conservar
mis ganas de vivir.



Y ver asomarse alguna
estrella en medio
de mi noche

mientras acaricio
esperanzas de ser feliz,

y aunque suene
egoísta,
es tan necesario
para que la mente
se presente
medianamente fresca

paseando
ligera de equipaje
por el viaje de la vida.

domingo, 5 de enero de 2020

enero


Demasiados desafíos
en mi horizonte,

después de diversos altibajos
anímicos.

Con paso lento tendré
que seguir con mi vida

y no tirar la toalla
ante las dificultades.


Os deseo también a vosotros
un Año Nuevo
donde se haga presente el amor,
la alegría y felicidad,

donde se entierre todo lo negativo
y reluzcan
los sentimientos bellos.