sábado, 2 de noviembre de 2013

ayer

Ayer hace 6 meses que se murió un amigo mío.

Y me da por pensar en la muerte hoy, que no es ya día de difuntos.

En cómo seria la muerte de todos mis blogs, e incluso en cómo sería mi propia muerte.


No de la enfermedad que me lleve por delante, sino si realmente importo algo mi vida y todo lo que yo sentí en ella.

Solamente eso, nada más.





21 comentarios:

  1. Eso es egoísmo del peor. Tú amigo ha muerto: llóralo. Y tú vive, aunque sea por quien te quiere. Qué blogs y qué tu propia muerte. Qué la enfermedad y lo que sentiste. ¡Vive!. Beso.

    Salud.

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué duro es encontrar el verdadero sentido de las cosas! Ese significado que hace que nos sintamos bien con nosotros mismos y con todo aquello y todos aquellos que nos rodean... No es fácil vivir, mi querida amiga. No es fácil encontrar los razonamientos adecuados, ni dejarse llevar por las emocione que enriquecen nuestro espiritu, ni tomar la decisiones acertadas... No es fácil... ¡Claro que no!

    Y aún así la vida es apasionante... Y encontramos respuestas y caminos... Y, por mucho que nos podamos equivocar, al final nos llenamos de aciertos. Deja que el viento corra, que tras él todo será mejor...

    La muerte de un amigo te hace reflexionar... ¡Todo te hace reflexionar en realidad! Eso está bien, porque quien busca siempre termina encontrando. Paciencia...

    Claro que importó tu vida y lo que sentiste. Como importó la de tu amigo... La vida es vida por eso.

    Un abrazo muy fuerte y todo mi cariño.

    ResponderEliminar
  3. Vive presente Amapola, disfruta, como siempre lo haces.. no piense en eso, eres dulce y sensible.

    Deja que tu amigo viva en ti, eso es lo que cuenta besos

    ResponderEliminar
  4. En un tiempo yo estaba muerta...parecía que estaba muerta y no...no es así...en un tiempo yo quería la muerte...pero no es así...la vida no termina porque nos suceden cosas feas...o todo en lo que creíamos era una gran mentira
    El vivir...el comenzar a vivir es otra cosa que tenemos adentro querida niña...es levantarse de entre los muertos y comenzar a caminar...de nuevo...a veces solo está el sol...a veces el gran sol...a veces la noche llena de canciones o grillitos que hacen ruido para decirte que hay vida...aún allí
    Es bueno que recuerdes a tu amigo...con amor y dulzura
    Tenemos que hacer un esfuerzo para vivir...haciendo cosas para nosotros y para los demás...amándonos y amando a los demás...dejar que esos demás nos amen...no encerrarnos...salir y mirar de frente al sol...allí junto a tu mar...que tanto te gusta...yo en un tiempo estuve muerta o parecía...ahora creo que estoy colgada de la vida y me gusta
    Un abrazo muy fuerte...ya se que no es real porque mis brazos no te tocan...pero haz de cuenta que mi alma te toca y te abraza

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si que me toca tu alma y me abrazan tu brazos.

      Gracias.

      Eliminar
  5. Lógico, creo yo, como no vas a estar de duelo y desecha...siento no poder hacer nada por tí, te envío un caricia de entendimiento.


    Besos ♥♥♥

    ResponderEliminar
  6. ¡Bahh!

    No te preocupes. LO que tenga que ser. Será.

    ¡Seguro!

    Beso

    ResponderEliminar
  7. uy!! que feo... no quiero que mueras tú, ni tus blogs..... porque?? a mi me gusta encontrarte en mi casa y pasarme por la tuya...

    ResponderEliminar
  8. Te leí con atención Amapola. No te angusties que la Vida nos prepara.......... vivámosla entonces!!!

    ResponderEliminar
  9. Ese es el misterio que solo la muerte sabe.

    Feliz Domingo

    ResponderEliminar
  10. es triste , pero la vida sigue preciosa

    besitos

    ResponderEliminar
  11. Querida Amapola, creo que la muerte es una realidad de la cual no podremos escapar. Pero como no sabemos cuando ni donde nos llegará corresponde amar la vida en cada uno de los segundos que la tenemos, con sus penas y alegrías, de ese modo tendra sentido nuestra vida y tambien el final de ella que es la muerte.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  12. Profunda reflexión y profunda respuesta la que has encontrado.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  13. Cuando era adolescente me preocupaba mi destino final, hoy doy por válido aquello que venga. No se trata de conformismo, sino asumir la inescrutable de los caminos que recorremos.
    Lo de poner una fecha para acordarse de los difuntos me suena a reminiscencia medieval. Su recuerdo surge cuando menos te lo esperas.
    Besos y a seguir.

    ResponderEliminar
  14. Eres muy valiosa persona pero debes vivir sin pensar en esas cosas. Vive y disfruta intensamentel Un abrazo inmenso.

    ResponderEliminar
  15. Tu vida realmente sí ha importado mucho, Amapola. Es lo mejor que tenemos y siempre va dejando huella.

    ResponderEliminar