sábado, 29 de noviembre de 2014

meses

Pronto acabará noviembre, siento días rojos hacercarse a mi.

Quisiera transformarlos en azul, o al menos tener la esperanza de que atravesar valles de lágrimas no sirve para nada sino luce el sol en el cielo ya.


Estrés, la lacra del siglo XXI,donde existen todas las comodidades supuestamente inventadas para una humanidad que no se sabe dónde acabará.

Cierto, no estoy muy optimista hoy, pero todo es mejorable.

Besos.

28 comentarios:

  1. De acuerdo contigo. Sólo decirte que en las cosas sencillas está la verdadera felicidad. La paciencia, ese don que se ha perdido, es lo que causa el estrés y todos sus sinsabores.
    Pero no hay que perder la esperanza en el ser humano.Aunque estemos viviendo una etapa de desenfrenos múltiples, llegará el día que renovemos nuestro interior para renacer nuevamente y encontrarnos a nosotros mismos .
    Un Abrazo.

    ResponderEliminar
  2. De acuerdo pero de acuerdo en tu baja ilusion pero seguro que lo produjo el mal tiempo y el fin de año

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al mal tiempo buena cara, como dicen, Un beso.

      Eliminar
  3. Vamos en ciclos sin notarlo o si. El tiempo es un aliado muy quisquilloso.

    ResponderEliminar
  4. Yo pienso que enseguida llega enero y sus azules en aumento. Todo es mejorable, azzul. Beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aún queda diciembre, pero ya estoy más positiva.
      No hay que esperar tanto, Un beso.

      Eliminar
  5. No soporto el rojo Navidad. Pronto pasará y disfrutaremos del azul que nos deja el invierno.
    Mil besitos y buen comienzo de semana, Amapola.

    ResponderEliminar
  6. Tanto comodidad no crea estrés, es curioso.

    ResponderEliminar
  7. Vamos que se puede, anímo!!!!!!!!!!!!!!
    por acá nos toco Primavera con lluvia, igual fue bonito porque no hacía frío.
    Besos y linda semana.
    mar

    ResponderEliminar
  8. Vienen días jodidos para muchos, pero... "This too shall pass"...
    ;)

    Respira... respira...

    ResponderEliminar
  9. Te acompaño Amapola a buscar el Azul...tan necesario .....pleno de serenidad
    Abrazo
    Cristina

    ResponderEliminar
  10. Cuando estamos en la cresta de la ola nos creemos invencibles. Cuando estamos en el fondo de su valle, nos sentimos ínfimos y vulnerables.

    Nos olvidamos que en la vida todo es un constante subir y bajar... Nos olvidamos que tras la cretas vendrá el valle, y que tras el valle volverá la cresta. Nada permanece... ¡afortunadamente!!!

    Volverán los días que te regalen maravillosas sorpresas... ¡Seguro!

    Un abrazo muy fuerte y todo mi cariño!!!

    ResponderEliminar
  11. Tenes tantos blog que no se cual leer primero.
    Me gusto mucho esta entreda, interesante, real
    te dejo un fuerte abrazo desde argentina

    ResponderEliminar
  12. yo ya llego en diciembre, a las puertas de un nuevo año.... a la espera de que todo sea mejor este que se avecina
    un besazo enorme

    ResponderEliminar
  13. El estrés, fenómeno al que nos ha desbordado el agite neoliberal, el de la compra de cosas inútiles, que se nos convierten en necesidad. UN abrazo. Carlos

    ResponderEliminar
  14. todo puede mejorar,
    podrán acercarse los momentos buenos
    saludos

    ResponderEliminar
  15. ya pasaron varios días, seguro estarás mejor.
    saludos

    ResponderEliminar