jueves, 22 de febrero de 2018

mi ceguera


Mi ceguera
- no sé de qué
etiología, si
mental , sentimental
o racional-,

me llevarán al
Precipicio,

no sólamente
por no ver las piedras
del camino,

sino por seguir
caminos equivocados
que no llevan
a ningún lado.



A veces no veo
más opciones
que ir directa al Precipicio,

por lo menos
durante la caída libre
no sentiré dolor

hasta que llegue
al suelo duro
o a un agua que me ahogue,

por culpa de la corrientes
en las que me sumerge la vida
que no puedo verdaderamente controlar.


A veces estoy
cansada de luchar,

y si me destino
es estrellarme
contra el duro suelo
morir así.











27 comentarios:

  1. Unas alas no dejarán que el choque se permita ... un sueño te hablará antes de que eso ocurra.

    Un abrazo muy fuerte, preciosa.

    ResponderEliminar
  2. hay sueños en los que parece que nos vamos a caer, pero luego remontamos.
    Salu2.

    ResponderEliminar
  3. Las rachas malas se hacen largas, pero pasan

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Nunca desfallezcas mi bella flor,
    Piensa que la primavera está a la vuelta de la esquina

    ResponderEliminar
  5. Siempre quiero pensar que no es autobiográfico.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Solemos errar una y otra vez el camino o no ver las piedras, hay alguna especie de fuerza que nos lleva adelante.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  7. Yo creo que siempre es bueno seguir al corazón. A veces parece que nos lleva por caminos equivocados, pero... quizá no sea así. Hay que vivir muchas experiencias diferentes hasta llegar a la cima de nuestros sueños.

    El camino debe apreciarse, uno debe caminar admirando con una actitud positiva, a pesar de que las cosas que encontremos no sean las ideales...

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  8. Aferrarse a lo hermoso, que en alguna esquina del camino nos espera...
    besos.

    ResponderEliminar
  9. Algunas veces los caminos que no llevan a ningún lado son los únicos que nos permiten continuar, aun luego de demostrarnos el error que cometimos.

    Saludos,

    J.

    ResponderEliminar
  10. Si una de flores y otra de cal eso es lo bueno ue tiene la vida nos mantiene activos
    En momentos de decaimiento le decia a una amiga que pensara en los niños con cancer que lucha por sobrevivir
    Cariños

    ResponderEliminar
  11. Los momentos grises de la vida hacen surgir las palabras más hermosas. Cuántas realidades refleja tu poema.
    Gracias por la visita. Voy a seguir visitando tus otros blogs, ha sido un placer que me dejaras miguitas de pan para llegar aquí.
    Saludos afectuosos

    ResponderEliminar
  12. Te dejé un mensaje en "oscuro" pero no me deja publicarlo.
    Animo!!! la vida no te dará más de lo que puedas soportar.

    ResponderEliminar
  13. no te caigas,
    aún estás por florecer
    besos flor

    ResponderEliminar
  14. Espero puedas encontrar tu calma.

    Abrazo.

    ResponderEliminar
  15. La vida es dura. MUchas veces puede más el desconsuelo. Paro antes de tomar una decisión fatal, que es de libre albedrío, habría que buscar otros caminos. Teto duro. Un abrazo. carlos

    ResponderEliminar
  16. Mi niña
    quiere caminar.
    Ella es inocente
    yo le doy mi mano
    hasta que,
    de un vuelo,
    llegue al horizonte.

    ResponderEliminar
  17. ¿Y dices que estás harta de esquinas oscuras?
    No me extraña.
    Leyendo lo que escribes, si de veras es lo que piensas, cualquiera querría ayudarte.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Muy intenso, vas mejorando con el tiempo querida poeta ;)

    ResponderEliminar
  19. Date tiempo
    disfrutate de todas maneras
    siempre...
    cuando estés feliz o estas triste
    querete mucho

    ResponderEliminar
  20. Todos nos sentimos así alguna vez, pero "Aquello que para la oruga es el fin del mundo, para el resto del mundo se llama mariposa”

    ResponderEliminar
  21. Todo eso también pasará. Las emociones pasan, Amapola. Y dan paso a otras. Ánimo y abrazo.

    ResponderEliminar
  22. Puede resultar extraño, pero a veces la solución es no hacer nada, convertirse en algo muy pequeñito, dejar de intentar cosas y simplemente esperar para ver como las cosas se van poniendo en su lugar....Al final las cosas pasan o uno se adapta a ellas...

    ResponderEliminar
  23. No encontraba esta entrada que te había leído ya, pero me había quedado congelada con lo que dices aquí y no pude comentarte nada. ¿Qué necesitas para volver a tu equilibrio, a tu armonía, a tus ganas de encontrar nuevos sueños por alcanzar? Crea tu realidad que te colme de satisfacción y de nueva fuerza. ¿Qué te hace falta, Amapola preciosa? ¿Cómo podemos ayudarte? Yo veo tú valor, seguro lo vemos quienes te buscamos, por eso venimos una y otra vez. ¿Acaso tú no lo ves?
    Estamos contigo y deseamos que superes lo que te aflige de esa forma tal perniciosa y letal.
    Te abrazo con ternura.

    ResponderEliminar
  24. A veces es mejor así, dejar de intentar enderzar el rumbo y simplemente dejarnos caer.. muchas veces eso que parecía el suelo no es más que un puñado de nubes muy oscuras que, plaf, en cuanto las cruzas desaparecen...

    ResponderEliminar