martes, 23 de enero de 2018

pensamientos


No es la soledad
lo que hunde al ser humano
y lo quiebra por dentro.

Sino la cercanía
al propio vacío
que le va quitando
el sentido a la propia vida,

aún rodeado de seres queridos,
aún rodeado de la más ruidosa multitud.

Si su alma se siente llena y plena de vida,
donde todo tenga sentido
no se sentirá solo jamás
aún en el más alejado y árido de los desiertos.

Porque su alma
no padecerá sed.

Y será un manantial de paz.



19 comentarios:

  1. This log is wonderful!
    I`m following your blog with a great pleasure in GFC
    Follow back? Sunny Eri: beauty experience

    ResponderEliminar
  2. Mi querida Amapola Azzlamiga

    !Hola!

    !Anda!

    Un poema mui lindo. Me ha gustado y transcribo

    Porque su alma
    no padecerá sed.


    Un quesito = besito..

    Henrique, o Leãozao


    Te escribo directo en castellano sin recurrir a Google Traductor, porque lo he aprendido cuando era niño, es decir 6 años. Mis padres eran locos por toros, iban a casi todas corridas en Portugal, por supuesto, pera también en España. Pero ellos no me llevaban a la plaza, porque yo era un crio; entonces me quedaba en casa de sus amigos, los Domeq, Dominguín, Ortega, Salvador Muños y otros.
    Cuando empecé jugando con los niños de mi edad hablé, naturalmente en portugués; pero eles me contestaban, ¡no te entiendo, no te entiendo! Entonces casi rabioso me decidí aprender castellano. ¡Y lo hizo! Con libros en cuadraditos “La Pequeña Lulu”, “El Conejo de la Suerte”, “El Super Ratón” etc. Más tarde, en Portugal he estudiado en Instituto Cervantes y por apreciar el idioma y incluso después allí me pasé a dar clases. Muchas gracias.

    Ahora te espero en mi blog y po favor comenta

    ResponderEliminar
  3. Es como dices...

    Muy profundo y bonito el poema.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  4. La mayor soledad suele producirse estando rodeado de gente.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. El vacío no existe
    tampoco la soledad
    No existe el dolor
    ni el miedo
    ni la angustia
    ni la desazón...
    No existen los bajones
    ...el hambre
    la sed tampoco...

    Nada de eso
    tiene su razón.

    Pero sí existe la enfermedad que arruína a las personas y eso, me duele mucho, demasiado...

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa es la soledad que nadie queremos,la que perturba el ánimo y las ganas de seguir caminando,pero creo en la opuesta ,cuando uno está en paz consigo mismo.
      No es fácil de todos modos esto de la soledad.No nacimos para estar solos.
      Besucos

      Eliminar
  7. La soledad me resulta especialmente grata, en tanto que elegida. Es penoso sentirse sólo en medio de una multitud

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Bonito poema como siempre
    saludos ♥

    ResponderEliminar
  9. Gracias por tu comentario Amapola, me dio alegría verte en mi blog después de tanto tiempo que llevo perdida. Veo que sigues escribiendo tan dulce y bonito, en este caso también certero.

    abrazo

    ResponderEliminar
  10. Si la soledad y el silencio, son elegidos, nos dan momentos felices, lo peor es cuando es una soledad obligada que nos rompe el alma y nos echa al profundo abismo de las tinieblas.

    Un abrazo.
    Ángeles

    ResponderEliminar
  11. Es justo lo que yo siento y lo que yo pienso.
    Me siento identificada con este poema.
    Besos

    ResponderEliminar
  12. La soledad interior aún en compañía es la que duele.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  13. las personas como tú y yo, la buscamos... la necesitamos..
    besos flor

    ResponderEliminar
  14. Comparto tu pensamiento. ESe vacío que mata, es el que queda de un mundo que le ha quitado a la vida razón de ser: el humano. Un abrazo. Carlos

    ResponderEliminar
  15. Yo aprendí a convivir con el vacío. A veces charlamos aunque la charla se asemeja a un gran monólogo silencioso pero callándome he aprendido a escuchar mejor

    ResponderEliminar